Cómo limpiar la campana extractora correctamente

Mantener limpia la campana extractora, así como el ventilador y el motor puede ser un asunto delicado. Esto se debe a la acumulación de aceite y grasa producidos al cocinar. No se puede aplazar la limpieza cuando la campana necesita un lavado a fondo debido a que afecta a la capacidad de extracción.

como limpiar el extractor de la campana

Tenga la seguridad de que esta guía paso a paso le proporcionará toda la información que necesita para aprender a limpiar su campana extractora de la manera más eficaz, incluyendo cómo limpiar impecablemente el filtro de la campana extractora con todos los componentes extraíbles.

Cómo limpiar a fondo su campana extractora de forma impecable

Si no has lavado tu campana durante algún tiempo, la acumulación de aceite  y grasa puede ser muy difícil de eliminar por completo. Pero si se equipas con la actitud y las herramientas adecuadas, podrás limpiar a fondo el extractor de humos para devolver su aspecto brillante en un abrir y cerrar de ojos.

Para empezar, asegúrate de que la fuente de alimentación del aparato esté desconectada y deja que se enfríe si lo has utilizado hace poco. A continuación, retira el filtro y cualquier otra pieza suelta o desmontable de la campana extractora. Busca el manual de instrucciones y comprueba el procedimiento correcto para retirar las brocas. También puedes consultarlo en internet si no tienes acceso al manual original para obtener instrucciones.

Limpieza de los filtros de la campana extractora

Cuando laves un extractor plano, debes de buscar un filtro de papel  y sustituirlo por uno nuevo. Los filtros de carbón deben ser reemplazados en vez de limpiados. Sin embargo, los extractores del horno de chimenea tienen filtros de malla metálica que no son desechables y que a veces necesitan un buen lavado.

Cómo lavar y pulir el filtro metálico de la campana extractora

Después de retirar el filtro metálico de la campana extractora, déjalo en remojo en agua caliente jabonosa. Agrega una taza de vinagre y déjalo reposar durante la noche. El vinagre ayudará a romper la grasa.

Después de un largo tiempo en remojo, llega el momento de dar al filtro y a los demás componentes, un masaje limpio y cuidadoso para eliminar el residuo graso. Puedes usar un poco de detergente y añadirlo a la solución de remojo o un poco de bicarbonato de pasta de soda para hacer un poco de magia en el residuo aceitoso del extractor y en las otras partes sueltas.

Durante el proceso de limpieza del filtro metálico de la campana, éste podría decolorarse un poco, especialmente si utiliza un detergente o una solución para lavavajillas. El filtro metálico de la campana sigue funcionando, pero no tendrá el mismo color en el momento en que se vuelva a montar la campana.

Cómo lavar las superficies alrededor de la campana extractora

Al limpiar la cocina, hay productos de limpieza especialmente diseñados para limpiar superficies. Un ejemplo es el acero inoxidable, perfecto para limpiar la campana extractora. Existe una amplia gama de productos para la limpieza de la cocina y de diferentes superficies. Debes de asegurarte de utilizar el producto adecuado mirando la etiqueta. Además, antes de comenzar, prueba el producto en un área pequeña primero. Debes de evitar que el producto entre en contacto con tu piel, y recuerda ponerte guantes.

La mayoría de las campanas modernas se fabrican en acero inoxidable y a veces en vidrio o madera. Recuerda siempre usar el producto correcto diseñado para esas superficies para obtener los mejores resultados. También puedes usar una esponja o un paño suave y limpio para limpiar estas superficies. Una esponja de alambre áspera o un cepillo quebradizo pueden dejar marcas o arañazos. Es importante tener en cuenta que, cuando utilices algo más abrasivo, recuerda probarlo primero en una superficie pequeña.

Mantener la campana extractora libre de grasa y perfectamente limpia

El secreto para mantener limpia la campana extractora es lavarla regularmente. Limpia todo el exterior con agua tibia y jabón o con el producto de limpieza adecuado. Antes de hacerlo, asegúrate de que la campana esté apagada y que esté fría antes de empezar a limpiarla. Seque con una prenda inmaculada para eliminar las marcas de agua. Se puede sacar el filtro por lo menos una vez al mes y lavarlo rápidamente en el fregadero. Si lo hace con regularidad, sólo necesitarán un breve lavado cuando lo estés limpiando a fondo.

Por último, es importante tener en cuenta que la causa principal de una campana extractora pegajosa es la fritura. Reducir la cantidad de alimentos que se fríen en la cocina ayudarás a reducir la necesidad de limpieza, pero también se alimentará de una dieta más saludable. Si sigues estos consejos prácticos, terminarás con una campana extractora limpia y brillante.

Deja un comentario